Con carácter general los productos textiles para su puesta en el mercado, deberán estar debidamente etiquetados. Todas las indicaciones que consten en el etiquetado deberán aparecer con caracteres claramente visibles y fácilmente legibles por el consumidor, siendo obligatorio que las mismas figuren, al menos,  en la lengua española oficial.

¿Qué se entiende por Producto textil?

Son todos aquellos que estén compuestos exclusivamente  por fibras textiles, así como también:

  • Los productos cuyo peso esté constituido, al menos en un 80 por 100, por fibras textiles.
  • Los recubrimientos de muebles, paraguas y parasoles y las partes textiles de los revestimientos de suelos, paredes, colchones y artículos de camping, así como los forros de  abrigo para calzado  y guantería, que contengan como mínimo el 80 por 100 de su peso de materia textil.
  • Los productos textiles incorporados a otros productos, cuando se especifique la composición de aquellos.

Lee mas