ETIQUETA DE PRECIO DE CARTULINA

La fabricación de una etiqueta de cartulina, también llamada etiqueta colgante o etiqueta de precio se puede realizar con distintos métodos de impresión, todo depende del diseño, la imagen que se desee trasmitir y la cantidad solicitada. Disponemos de sistemas de impresión serigráfica, offset, estampación con calor ( stamping ), flexografía rotatativa o impresión digital, para poder cubrir todas las necesidades de los clientes.

Si la etiqueta colgante está diseñada a todo color se utiliza sistema de impresión Offset, se consiguen impresiones a todo color, sobre cartulinas blancas. Si las cantidades son pequeñas, menos de 5.000 unidades, se realizan con impresión digital. Cuando el diseño de la etiqueta de cartulina es sencillo y los fondos son de color, metalizados, fluorescentes o especiales, se utilizan sistemas de impresión como stamping o serigrafía.

Offset o sistema indirecto, es el método de impresión más rápido y económico actualmente desarrollado. Se dice indirecto porque la impresión se produce a través de una mantilla de caucho que recibe la tinta de la plancha fotosensible donde se ha grabado con las imágenes y la deposita sobre el material a imprimir alimentado de forma rotativa.

El fondo del papel o material a imprimir en offset debe ser blanco o claro, pues las tintas no cubren. Las tintas de offset son transparentes y tramando los 4 colores básicos (cuatricromía), se pueden conseguir todos los colores, menos los de aspecto metálico para los que se precisará tintas especiales metalizadas. Examinando de cerca cualquier material impreso veremos cómo se mezclan puntos minúsculos para producir este asombroso efecto.

Serigrafía es una impresión directa y consiste en transferir una tinta a través de una malla tensada en un marco, el paso de la tinta se bloquea en las áreas donde no habrá imagen mediante una emulsión o barniz, quedando libre la zona donde pasará la tinta, sus tintas son opacas y el fondo a imprimir puede ser incluso oscuro, la cantidad de tinta a depositar puede graduarse técnicamente calculando el relieve que queremos conseguir trabajando sobre la seda de la pantalla de impresión.

El sistema de impresión es repetitivo, esto es, que una vez que el primer modelo se ha logrado, la impresión puede ser repetida cientos y hasta miles de veces sin perder definición. Se sitúa la malla, unida a un marco para mantenerla tensa, sobre el soporte a imprimir y se hace pasar la tinta a través de ella, aplicándole una presión moderada con un rasero, generalmente de caucho.

La impresión se realiza a través de una tela de trama abierta, enmarcada en un marco, que se emulsiona con una materia foto sensible. Por contacto, el original se expone a la luz para endurecer las partes libres de imagen. Por el lavado con agua se diluye la parte no expuesta, dejando esas partes libres en la tela.

El soporte a imprimir se coloca debajo del marco, dentro del cual se coloca la tinta, que se extiende sobre toda la tela por medio de una regla de goma. La tinta pasa a través de la malla en la parte de la imagen y se deposita en el papel o tela.

Es el sistema más versátil aunque el más costoso y menos rápido, pues se precisa secar en cada color la tinta antes de poner la segunda. Las tintas a emplear puede ser mates o brillantes y el relieve incluso hinchables con calor.

 

Para hacer grabaciones metálicas se precisará foil y un grabado de metal con la figura a grabar. Grabación a calor de  foil o stamping,  metalizado o de colores mate, sobre cartulinas de cualquier color, incluso negras. Se precisa un cliché metálico con el diseño y una cinta de foil térmico que se aplica a presión y calor controlado por máquina especial. Para cintas de regalo/decorativas, se graba igual que lo anterior pero en continuo. Nota: Los relieves sobre cualquier superficie plana se consiguen de igual forma y con los mismos medios que la grabación a calor pero con un cliché metálico negativo y sin foil.

 

Con un grabado metálico en negativo se puede conseguir con presión resaltar un relieve del dibujo o texto deseado.

 

Las formas de las etiquetas se consiguen troquelando las hojas con las variantes incluidas en el troquel, siendo sólo posible conseguir etiquetas sin troquel cuando éstas llevan las cuatro esquinas a canto vivo.

Una vez troqueladas las hojas, sólo faltará terminar las etiquetas con sus agujeros, hendidos, ojetes e hilos solicitados por el cliente para facilitar su colocación en la prenda.

 

Las terminaciones después de estar impresas serán múltiples:

  • Cantos rectos o romos o con troquel.
  • Con agujeros redondos, rectangulares, o formas diversas.
  • Trepados, hendidos, corte láser.
  • Relieves o golpe en seco.
  • Plastificado mate, brillo o tacto soft (terciopelo).
  • Estampación con película aplicada por calor
  • Serigrafía UVI con efecto 3D.
  • Ojetes y remaches.

 

Para cotizar, teniendo en cuenta que nuestro pedido mínimo en este producto es de 5.000 Uds., es preferible mostrar el diseño o la etiqueta y enumerar:

  1. Las medidas de la etiqueta.
  2. Tipo de cartulina a emplear.
  3. Las medidas que ocupan los colores si se trata de estampación por calor o serigrafía.
  4. Indicar las terminaciones a realizar.
Solicitar más información

 

Nombre y apellidos*

Empresa*

Provincia*

Teléfono*

Correo electrónico*

Consulta

×